martes, 30 de enero de 2018

PANTOQUE







nuevo MARCO arranca con arte gallego, Verne y un repaso a la vida en los astilleros

El Concello presenta en el patronato la programación del próximo año y medio -El PP critica la falta de diálogo y la ausencia de un director profesional y un modelo expositivo definido


 

Reunión del patronato en la que se aprobó el presupuesto y la programación de 2018. // José Lores
El gobierno local no pierde el tiempo y ajeno a la polémica por el cambio de rumbo que plantea en el Museo MARCO ayer presentó a los miembros del patronato la programación para el próximo año y medio. Y tal y como se había avanzado, el cambio de filosofía será palpable ya a partir de febrero. El proyecto lo seguirá dirigiendo de forma provisional Martín Nogueira, el antiguo gerente, al renunciar por ahora el PSOE a proponer a un candidato en firme para sustituir a Iñaki Martínez. La Concejalía de Cultura prevé que en los próximos 18 meses ocupen el museo artistas gallegos contemporáneos, el universo imprescindible de Verne coincidiendo con el 150 aniversario de la llegada del Nautilus, un proyecto de investigación centrado en el trabajo en los astilleros y una retrospectiva completa sobre Manuel Colmeiro aprovechando la importante cesión de obras realizada por la familia a finales de año.
La Concejalía de Cultura trazó un plan en el que por ahora convivirán estilos y formatos diferentes que no convence a la oposición, que reclama una nueva dirección profesional, tal y como se había pactado, y un modelo expositivo más coherente. La edil del PP Teresa Egerique denunció ayer la falta de diálogo del PSOE con el sector de la cultura en la ciudad para definir la nueva programación y también con el resto del patronato. "Nos convocan para las seis de la tarde sin facilitar información ni explicar nada sobre el plan de futuro del museo", lamentó antes de criticar la "falta de compromiso y de respeto" por parte del alcalde hacia el patronato. El PP votó en contra del presupuesto y de la programación para censurar esa ausencia de diálogo e información, sin entrar en el contenido de las muestras seleccionadas. Enmarcan el giro radical que afronta el museo de Príncipe en "un contexto de carencia de proyecto cultural para Vigo".


En sentido contrario, desde el gobierno vigués reprochan al PP que "se callara ante el abandono de la Xunta y el Estado al museo" recortando sus fondos y matizan que el Ejecutivo gallego se ha ausentado de las dos últimas reuniones y se podría denunciar la situación.
El cambio del MARCO arranca el próximo mes con la muestra sobre arte gallego contemporáneo "Metropole", de la que se pretende hacer cómplice al conjunto de los vecinos con un ciclo de conferencias y talleres para escolares. Los artistas compartirán su particular concepto de la ciudad. Tras una presentación global, se irán sucediendo exposiciones individuales centradas en un solo autor.
Esta muestra coral convivirá a partir de abril con la exposición que el Concello y la Fundación Telefónica preparan en la planta baja sobre Julio Verne. "Los límites de la imaginación" recorrerá hasta septiembre el universo verniano y abordará las fronteras entre realidad, ficción y progreso. Una videoinstalación de 360 grados permitirá una inmersión conceptual en el "Viaje al centro de la tierra" y a través de fotografías se cumplirán las distintas etapas de "La vuelta al mundo en 80 días".
Una de las novedades que el edil de Cultura, Cayetano Rodríguez, presentó ayer al patronato es el proyecto creativo de Ramón Trigo y Eduardo Armada que explora con el lenguaje plástico, visual y poético sobre lo tangible, el espacio arquitectónico y el trabajo en un astillero, en este caso en Astilleros Armada de Bouzas. Vigo y el mar centran "Pantoque", una iniciativa multidisciplinar que se podrá visitar de septiembre a diciembre de este año, pensada para pintura de gran formato pero que se fue abriendo a la escultura, la fotografía, el vídeo y textos narrativos con los que colabora Alfonso Armada.
Y como ya avanzó FARO, en diciembre el MARCO acogerá una completa retrospectiva sobre Manuel Colmeiro, la primera en la ciudad, aprovechando las piezas que ya posee el ayuntamiento más las cedidas por la familia en los últimos meses que repasan todas las etapas creativas de este renovador de la pintura gallega.

viernes, 1 de diciembre de 2017

GALICIA CONFIDENCIAL

Un submarino nazi na ría de Vigo

Seis anos despois de "O burato do inferno", Xosé e Ramón Trigo presentan "Lobada", un relato de espionaxe que toma como pretexto o comercio de volframio entre Galicia e a Alemaña nazi durante a Segunda Guerra Mundial.

Por Elipses e sombras - Eduardo Maroño | A Coruña | 03/11/2016
Comparte esta noticia
      
552139_396151673825712_999837618_n
Título: Lobada; Autores: Xosé Trigo e Ramón Trigo; Editorial: Deputación da Coruña; Ano: 2016
Os irmáns Xosé e Ramón Trigo publicaron en 2010 O burato do inferno, un relato escuro que recuperaba para a ficción a figura dos raqueiros, piratas de terra que provocaban o naufraxio dos buques que circulaban preto da costa para se apropiar da súa carga. A obra tivo unha boa acollida crítica, aínda que a súa repercusión nos medios foi escasa, como adoita acontecer na banda deseñada galega a excepción duns poucos nomes. Con igual discreción está a ser recibido o seu novo traballo, Lobada (Deputación da Coruña, 2016), unha narración ambientada no Vigo de 1943 que xira arredor do comercio do volframio entre as autoridades franquistas da época e unha Alemaña nazi que dependía do mineral galego para manter en marcha a súa mastodóntica industria bélica. A versión que agora ve a luz é a reelaboración dun antigo proxecto chamado Kartoffel co que os autores quedaron finalistas do Premio Castelao de Banda Deseñada en 2009.
Nunha equilibrada combinación de elementos históricos e ficticios, os irmás Trigo imaxinan unha misión de espionaxe que non só ten como obxectivo eliminar as redes de contrabando de volframio senón tamén obter unha fórmula curativa dunha menciñeira do País. Os autores espallan polo texto referencias documentais, algunhas auténticas e outras abertamente falsas, que contribúen tanto a subliñar a veracidade do marco histórico como a reforzar a complicidade co lector. Esta premisa válelles para imaxinar unha ría de Vigo visitada por submarinos alemáns, para retratar a xerifaltes nazis paseando polo porto da cidade e, en definitiva, para incorporar a Galicia a un imaxinario, o da Segunda Guerra Mundial, recreado de forma masiva por ficcións de todo tipo pero inexplicablemente ausente da nosa propia tradición ata hai pouco. Lobada súmase deste xeito a novelas recentes como Febre de Héctor Carré, Izan o da saca de Xabier Quiroga ou Cabalos e lobos de Fran P. Lorenzo, que tiran do fío da memoria colectiva para amosar un pasado incómodo de conivencia entre a Galicia do franquismo e o réxime nazi.
Xurdido da escena fanzineira de Vigo dos anos 80, Ramón Trigo é ben coñecido como ilustrador, faceta na que ten obtido recoñecementos coma o Premio Isaac Díaz Pardo ou o Premio Lazarillo. Debuxante conciso e excelente narrador, caracteriza o seu estilo unha falta de definición deliberada, próxima ao bosquexo, que lle confire ás súas pranchas unha peculiar capacidade evocadora. Trigo levaba ao extremo as súas claves artísticas en O burato do inferno, onde se valía de enormes masas negras para retratar a Galicia bretemosa do século XIX. En Lobada aquel negror expresionista é substituído por tons ocres máis acaídos para retratar un Vigo que se abría á industrialización tras a Guerra Civil. É a única diferenza salientable co seu traballo anterior. Mantense a concisión verbal, a redución do texto ao mínimo imprescindible para descansar o peso narrativo no debuxo. A forte personalidade artística de Ramón Trigo termina por apropiarse do relato por completo.
Con só dous títulos elaborados en conxunto, os parámetros creativos delimitados polos irmáns Trigo comezan a estar ben definidos. Por unha banda, é moi clara a súa vontade de procurar na nosa historia un contexto suxestivo no que ambientar os seus relatos. Se detrás desa elección hai un propósito divulgativo, este semella estar encamiñado a ofrecer unha imaxe de Galicia afastada dos tópicos da docilidade e a submisión ao poder. Os protagonistas de O burato do inferno e de Lobada son raqueiros, contrabandistas e fuxidos, xentes que habitan nas marxes da sociedade, que infrinxen a lei para a súa supervivencia ou se rebelan contra un poder inxusto. A Galicia dos irmáns Trigo é unha terra dura habitada por xente brava, un territorio propicio para a intriga, a aventura e tamén para a reflexión acerca do noso propio pasado.

Eduardo Maroño
Coruñés, do Barrio de Monte Alto, vai para dez anos que escribe sobre cómics en lugares diversos: no seu blog Un ollo de vidro, na páxina culturagalega.org, onde asina a columna Paisaxes de papel, no xornal Praza Pública, e tamén en Galicia Confidencial. Este será un espazo para falar de banda deseñada, as súas obras e os seus autores, de Galicia e do resto do universo.

lunes, 20 de noviembre de 2017

ricardo mella. el hombre nuevo: APUNTES SOBRE RICARDO MELLA (2)

ricardo mella. el hombre nuevo: APUNTES SOBRE RICARDO MELLA (2): Ricardo Mella Cea,  intelectual anarquista de Vigo. El 23 de abril de 1861 nace en la calle Gamboa (Vigo) el intelectual y teórico del ...

martes, 17 de octubre de 2017

COMIENZA LA CAMPAÑA

Ya ha arrancado la campaña de crowdfunding del libro: Ricardo Mella - El hombre nuevo.
Hemos iniciado la campaña en la plataforma Verkami para publicar esta novela gráfica que para nosotros es un proyecto muy especial.

Si te interesa colaborar en su edición y conseguir el libro, encontrarás  + info en http://vkm.is/ricardomella

domingo, 12 de noviembre de 2017

RICARDO MELLA EN MADRID 1883/2017

Ricardo Mella llegó a Madrid, por primera vez en el año 1883, cumpliendo una pena de destierro impuesta por la Audiencia Territorial de A Coruña.
134 años después regresa a la tierra del oso y el madroño de la mano de los Hnos. Trigo y su novela Gráfica “El hombre nuevo”.
El sábado 11 de noviembre se presentó  en la librería de Traficantes de Sueños el proyecto y la campaña de crowdfunding de la novela gráfica “Ricardo Mella. El hombre nuevo”. Ante un público entregado y conocedor del tema, Javier souto  (en representación de la Fundación Aurora intermitente) ejerció de maestro de ceremonias del evento y utilizando un formato de entrevista, consiguió sonsacar a los autores algunos de los entresijos de la elaboración de este proyecto.

 Resumiendo: Marco incomparable, compañía inmejorable, noche inolvidable.
Volveremos a Madrid.